Esta web utiliza cookies para optimizar la navegación. Al continuar con su visita, usted acepta el uso de cookies y nuestra política de privacidad. Acepto

SOLICITA INFORMACIÓN

 
NOTICIAS

Encuentra aquí la información más actual de IK4-IDEKO.

NOTICIAS

IK4-IDEKO apuesta por la especialización en dinámica y control de máquinas en el ámbito de la fabricación

IK4-IDEKO apuesta por la especialización en dinámica y control de máquinas en el ámbito de la fabricación

“El conocimiento adquirido en Canadá puede aportarnos grandes beneficios”

El investigador de la línea de Dinámica y Control de IK4-IDEKO Iker Mancisidor ha realizado una estancia seis meses en la Universidad de Waterloo (Canadá), donde ha llevado a cabo su postdoctorado. Su experiencia se enmarca en los programas de intercambio y colaboración con universidades y centros de investigación de referencia internacional en los que participa IK4-IDEKO.

Estas iniciativas permiten a los investigadores del centro tecnológico profundizar en sus conocimientos e impulsar su capacidad profesional en empresas y universidades de prestigio en el ámbito del manufacturing. El objetivo de IK4-IDEKO es apostar por la especialización, estar conectados a la labor investigadora de los actores más relevantes en el ámbito de la fabricación industrial y reforzar vínculos que cristalicen en futuras colaboraciones.

Has realizado tu post-doctorado en la Universidad canadiense de Waterloo ¿En qué ha consistido tu estancia allí?

Mi estancia en el extranjero ha tenido una duración de seis meses, periodo en el que he realizado mi postdoctorado en el laboratorio de control de precisión. He asistido a algunas de las clases que imparte la universidad, me he integrado en las labores del departamento participando en sus reuniones y colaborando en sus diferentes proyectos. Además, he trabajado como co-director de un alumno de máster que ahora realiza una estancia de cuatro meses con nosotros.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar en el extranjero?

He visto la diferencia entre trabajar en un centro tecnológico y una universidad.  Allí el ritmo es muy diferente y hay mucha flexibilidad. Una de las mayores diferencias es que ellos pueden trabajar desde casa. La libertad a la hora de desarrollar los proyectos es mayor, pero aun así la exigencia es muy alta.

He tenido la suerte de colaborar y aprender con el doctor Kaan Erkorkmaz, profesor del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Waterloo. He podido acompañarle a dos congresos, lo que me ha permitido conocer a mucha gente del sector y hacer contactos.

¿Qué beneficios crees que te ha aportado esta experiencia?

He aprendido bastante en temas relacionados con el control de las máquinas y espero que todos estos conocimientos se puedan aplicar a mis investigaciones en el amortiguamiento activo.

¿Cómo es la colaboración entre los dos centros?

Antes de que yo fuera allí, el doctor Kaan Erkorkmaz ya había colaborado con nosotros, sobre todo con los investigadores Jokin Muñoa y Xavier Beudaert. Su colaboración más reciente ha consistido en el último artículo que presentaron en la Academia Internacional de Ingeniería de Producción (CIRP), centrado en el amortiguamiento activo con los motores de las máquinas.

Mi estancia allí ha facilitado además el refuerzo en la colaboración entre los dos centros, ya que un alumno de máster de la universidad ha venido a realizar una estancia en IK4-IDEKO. Durante el tiempo en el que esté con nosotros aprenderá cuál es el problemática que rodea el chatter y cuando regrese a Canadá podremos seguir trabajando conjuntamente.

A pesar de que se trata del primer intercambio, abre la puerta a nuevas colaboraciones. Estamos interesados en que venga otro alumno para cooperar con nosotros en el proyecto europeo de Industry 4.0 MC-Suite.

¿Tienes previsto regresar a la Universidad de Waterloo?

Estamos a la espera de poder evaluar la experiencia del estudiante que está aquí. Pero estamos muy interesados en seguir colaborando y es muy posible que nosotros enviemos a alguno de nuestros investigadores para que continúe su formación o que algún estudiante de Waterloo venga a colaborar aquí con nosotros.

¿Qué resultados se han obtenido?

Es difícil cuantificar resultados de forma inmediata, pero al final creo que el conocimiento adquirido puede aportarnos grandes beneficios en el tema del amortiguamiento activo y la colaboración con el centro nos va a ayudar mucho debido al gran conocimiento que tienen  sobre el control de las máquinas. Sin duda habrá resultados en el futuro.

La universidad de Waterloo tiene a profesionales de gran nivel en el mundo del control de las máquinas y nosotros somos especialistas en la dinámica de las mismas. Por lo que creo, que esta combinación va a ser muy beneficiosa para ambos centros.