Este sitio Web utiliza cookies propias y de terceros con objeto de mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando estará aceptando de forma expresa el uso de estas cookies. Puede obtener más información en nuestra página Política de Cookies.

Acepto

SOLICITA INFORMACIÓN

 
IDEKO

IDEKO centro tecnológico especializado en tecnologías de fabricación y producción industrial.

"Si tuviera que resumir mi carrera en IDEKO en una sola palabra sería crecimiento"

IñAKI IGLESIAS

Investigador

Iñaki Iglesias se unió al equipo de IK4-IDEKO en noviembre del 2015 para aportar su conocimiento en el campo de la ingeniería de telecomunicaciones. Amante de la bicicleta y del euskera, encontró en el centro tecnológico un ambiente perfecto para desarrollar soluciones de vanguardia muy orientadas a las necesidades del tejido empresarial. En la actualidad trabaja en la empresa vasca Erreka Plastics, una nueva aventura que le permitirá seguir ampliando los horizontes de su trayectoria profesional.

¿En qué ha consistido tu formación?

Me gradué en 2009 en Ingeniería en Telecomunicaciones en TECNUN, la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Navarra. Posteriormente, gracias a una beca de posgrado de La Caixa, fui a EE. UU a cursar un máster en el campo de la ingeniería eléctrica en la Universidad de Delaware.

¿Por qué pensaste en IDEKO como una buena opción para desarrollar tu carrera profesional?

Porque me permitía pasar de la investigación académica a una investigación aplicada y centrada en aportar valor a las empresas, un ámbito que responde a mi interés profesional. Además, IDEKO me ofrecía la oportunidad de participar en proyectos europeos y elevar mi proyección internacional.

¿Qué es lo que más te llamó la atención del centro tecnológico?

Su ambición por hacer aportaciones de calado en ramas tecnológicas muy diversas y su continua capacidad de generar nuevos servicios y soluciones para las empresas que forman DANOBATGROUP.

¿Te acuerdas de tu primer día? ¿Cómo fue?

Recuerdo que quedé con un compañero de trabajo muy temprano, a las siete y media, para ir juntos en bicicleta. Por el camino se nos sumó un tercer compañero. Una vez en la oficina, recuerdo perfectamente la cercanía de la gente y una fuerte presencia del euskera. Esa combinación me hizo sentir muy afortunado.

¿En qué consistió tu trabajo en esos primeros compases?

Principalmente en diseñar soluciones basadas en visión artificial que permitieran a las empresas de DANOBATGROUP diferenciarse de sus competidores. Por ejemplo, para la cooperativa DANOBAT se desarrolló un sistema de medición de ruedas de tren para detectar precozmente el desgaste. O para SORALUCE se creó un sistema para el posicionamiento óptimo dentro de máquina de la pieza en bruto que se va a mecanizar.
Además, fruto de nuestra colaboración con otros centros europeos, también desarrollamos un sistema robótico de ensamblaje de alta precisión para el sector aeronáutico, que, por su adaptabilidad, eliminaba la necesidad de costosos utillajes.
Fruto de nuestra colaboración con otros centros europeos, también desarrollamos un sistema robótico de ensamblaje de alta precisión para el sector aeronáutico, que, por su adaptabilidad, eliminaba la necesidad de costosos utillajes.

¿Consideras que IDEKO te ha ayudado a desarrollar tu carrera profesional?

Sin duda. En primer lugar, porque me ha permitido conocer de cerca el mundo de la empresa con todas sus particularidades, como las relaciones cliente-proveedor, la captación de proyectos, los plazos, …
En segundo lugar, porque me ha puesto en contacto con nuevas tecnologías, con nuevos proyectos y con empresas y entidades líderes de distintos ámbitos tecnológicos. Esa exposición y ese intercambio ha supuesto un gran sustrato para mi crecimiento profesional.

Ahora que estás en Erreka Plastics ¿cómo ves IDEKO desde fuera?

Veo a la entidad muy bien posicionada en su doble objetivo de desarrollar tecnología para las empresas del sector y mantener un posicionamiento internacional destacado como centro tecnológico.

¿Podrías definir en una palabra cómo ha sido tu carrera en IDEKO?

Crecimiento. Si tuviera que resumir mi carrera en IDEKO en una sola palabra sería crecimiento, porque no sólo me ha permitido consolidar los conocimientos que ya traía, sino que además me ha permitido explorar muchas disciplinas que eran desconocidas para mí, como, por ejemplo, la metrología o la robótica.

¿Qué recomendarías a aquellas personas que acaban de salir de la universidad para que tengan a IDEKO entre sus opciones?

Les diría que IDEKO es una empresa con una media de edad muy joven, abierta a la innovación y a la creatividad, donde siempre se persiguen nuevos horizontes. Además, existe la posibilidad de viajar y conocer centros tecnológicos por toda Europa.

¿Qué les dirías a aquellas personas que están buscando un nuevo lugar donde desarrollar su carrera profesional?

Les diría que en IDEKO van a encontrar un lugar apropiado para internacionalizar sus carreras mediante ferias, congresos y proyectos europeos, además de una empresa en la que cuando se trata conciliar vida familiar y laboral salen a relucir los auténticos valores humanos del cooperativismo.